Un plan  de calibración efectivo

Un plan  de calibración efectivo

Cuando se habla de un plan de calibración se hace referencia a una organización de patrones que son trabajados en conjunto. Ahora bien, debes saber que se hace con el fin de que cuando se haga una trazabilidad se ejecuten las medidas exactas, es importante hacer mención que la calibración es sumamente necesaria en periodos determinados, por lo cual se debe tener presente que un plan siempre va a beneficiar de manera significativa cuando se hace la ejecución del mismo, ya sea de forma metódica y en los equipos que se requiera.

Instrumentos que se ven incluidos en el plan de calibración

Son muchas las herramientas o instrumentos que se ven incluidos en un plan de calibración, puesto que todo lo que se utiliza necesita que se le haga un chequeo cada cierto tiempo, entre lo cual puede requerir la calibración como tal. Ahora bien, normalmente se habla de equipos de laboratorio puesto que incurren en un sistema y organización que deben estar perfectamente calibrados para que aporten datos verídicos en cada una de las acciones que ejecutan.

Debes saber que hay elementos que tienen incidencia directa en el plan de calibración, cuando se trata de uno destinado para laboratorio, entre los cuales se puede mencionar el equipo, ya sea interno como externo y es en ellos que se hace la calibración como tal. Ahora bien, se toma en cuenta el inventario y las fichas que en este se encuentran, así como los registros de los planes ejecutados con anterioridad.

Una calibración efectiva

Es necesario que se tome en cuenta cual es el dato de los equipos que van a ser calibrados, y con ellos cada una de las fichas que les corresponde. Es importante hacer mención que se debe separar aquellos que requieren una calibración interna con los de calibración externa parea que se trabajen por separado a fin de hacerlo lo mejor posible y obtener los resultados deseados.

Cuando se hace la calibración interna se elabora cada uno de los procedimientos por escrito para que quede evidencia de lo que se ha ejecutado, ahora bien, aquí se incluye la explicación clara de lo que se va a hacer o de lo que se realizó, declarando cuales fueron los medios utilizados, así como la forma de cálculo y sin dejar a un lado la periodicidad y la evaluación de la incertidumbre del equipo en sí.

Cuando se haya ejecutado el plan de calibración, es necesario que quede por escrito cada uno de los procedimientos que se llevaron a cabo, así como la evidencia de la calibración y por ende, un documento que avale lo hecho. Por otro lado, es importante que se etiquete cada uno de los equipos que fueron calibrados para que quede como parte de las señales del proceso que se ejecutó, en dicha etiqueta se debe colocar el estado en el cual se encuentra dicho instrumento para que sea con base en ello que se trabaje en la próxima calibración que se ejecute.