Un simple bronceado artificial podría costarnos la vida

Un simple bronceado artificial podría costarnos la vida

Muchas personas, utilizan las cabinas de bronceado artificial tan comúnmente como lo es ir a al salón de belleza. Estas máquinas les brindan la posibilidad de tener un bronceado perfecto en tan solo unos 10 minutos o menos, son un invento bastante innovador, y cada vez es más utilizado en todo el mundo. Desgraciadamente las consecuencias que acarrea el uso de dichas máquinas, nos lleva a la conclusión de que un simple bronceado artificial podría costarnos la vida a la larga.

Según estudios realizados por reconocidas organizaciones, además de la organización mundial de la salud, las máquinas de rayos ultravioleta, también conocidas como cabinas de bronceado artificial, son las responsables de una gran cantidad de muertes por enfermedades en la piel en todo el mundo. Cabe destacar, que las personas que utilizan este método de bronceado, tienen una probabilidad mayor de padecer cáncer de piel, aproximadamente del 20%, porcentaje que puede incrementar considerablemente si el uso de estas cabinas es muy constante. De igual forma, si la persona las utiliza desde antes de los 30 años, el riesgo podría incluso duplicarse.

Solo en el occidente de Europa, las máquinas de rayos ultravioleta son responsables de más de 4000 casos de melanoma (considerado el cáncer de piel más peligroso que existe), de los cuales mueren aproximadamente unos 1.000 cada año. Por esta razón los expertos recomiendan abstenerse del uso de dichas máquinas con fines estéticos.

Por qué no utilizar estas máquinas

Las cabinas de bronceado artificial son utilizadas desde hace más de 15 años; en un inicio sus riesgos eran subestimados y desconocidos, por lo que con el pasar de los años, gracias a los avances de la ciencia, se han podido llevar a cabo diversos estudios que arrojan cada vez más riesgos y consecuencias. Algunos expertos afirman que incluso en un futuro se podrían descubrir riesgos mayores a los que hoy conocemos.

Una de las principales consecuencias del uso estas cabinas, como lo dijimos anteriormente, es el hecho de ser más propenso a padecer cáncer de piel, en especial el melanoma, que tiene una tasa de mortalidad aproximada del 25%. Según estudios, las cabinas de bronceado artificial son culpables totalmente de entre un 10% y un 15% de los casos de este tipo de cáncer.

Además de ello, la radiación emitida por los rayos ultravioleta a nuestro cuerpo, afecta directa y considerablemente las fibras elásticas de nuestra piel, haciendo que se deshidrate más fácilmente, lo que acelerará fuertemente el proceso de envejecimiento de la misma, y, al mismo tiempo, se podrían presentar diversos tipos de manchas solares en nuestra piel, además de arrugas, y otras enfermedades dermatológicas.

Recomendaciones de los expertos en el área

Grandes dermatólogos y expertos en el área de la medicina, afirman que el uso de las cabinas de bronceado artificial podría estar contraindicado, por lo que, en algunos países, como Brasil y parte de Australia, han prohibido totalmente el uso de las mismas. Pero, por otro lado, a pesar de estar contraindicado, en algunos casos la exposición controlada medicamente de la radiación de estas cabinas, podría ser de gran ayuda para diversas patologías, de manera que muchos expertos no promueven su prohibición, sino exigen un control riguroso en su uso.