Por qué usar TPV en lugar de máquina registradora

Por qué usar TPV en lugar de máquina registradora

Hoy en día todavía podemos encontrar muchos comercios cuando caminamos por la calle e incluso en los centros comerciales, que en lugar de utilizar un sistema electrónico más automatizado por medio de software como el TPV, siguen usando cajas registradoras y consideran que no es malo hacerlo, porque sus negocios siguen funcionando con este tipo de maquinaria para realizar los cobros; probablemente esto está bastante equivocado.

Aunque no lo creas seguir utilizando cajas registradoras puede generar algunos problemas a las pequeñas empresas que las hacen menos competitivas que sus homólogas y para evitar que la tuya sea una de la lista te explicaremos cuáles son.

El inventario automático

Esto es lo primero y probablemente lo más importante, pues toda tienda o negocio necesita llevar el control de las existencias de sus productos; precisamente con el TVP podemos hacer esto, el inventario queda registrado y de forma inmediata se deduce en cada venta el producto que el cliente adquirió, actualizando nuevamente el inventario y ahorrando las largas horas de contabilizar productos que obligatoriamente tenemos que usar gracias a las cajas registradoras.

Las largas horas que hay que pagar a un empleado para hacer el inventario sin lugar a dudas pueden ser ahorradas y compensadas en muy poco tiempo al adquirir un tpv barato de segunda mano con una empresa que incluso ofrezca garantía con el mismo, si, las hay; además también podemos encontrar paquetes que incluyan el impresor de tickets.

Encontrar datos es sencillo

Si en una caja registradora tienes algún problema con un cobro y el cliente reclama, encontrar el dato perdido es prácticamente un dolor de cabeza que podría llevarte incluso horas; en un sistema TPV los datos pueden encontrarse de manera inmediata por ser automatizado. Ya podrás llevar control de tus ventas diarias, estadísticas de las ventas específicas de cada empleado y muchas cosas más de forma sencilla.

La atención es más rápida

Esto es sencillamente intuitivo. Gracias al sistema completamente automatizado de los TPV, los cobros se hacen muchísimo más rápido que con una caja registradora, algo que obviamente le parecerá perfecto a todos tus clientes; esto de inmediato generará una mejor imagen para tu empresa y hará que los clientes le cuenten a sus conocidos que tu servicio de cobro es realmente rápido, razón por la cual muchos pueden elegirte.

Un ejemplo perfecto son los servicios de comida rápida famosos como por ejemplo Pizzas Hut, donde miles de personas pasan al día frente a la caja para pagar… Imagina las inmensas colas que se harían si utilizaran cajas registradoras en lugar de sistema TPV.

Ahorras dinero en mantenimiento

Gracias a que este tipo de sistemas especializados no son computadoras convencionales, sino que tienen mucho menos componentes, no suelen tener los típicos problemas de una computadora, como son la desconexión de los cables múltiples que utilizan o el calentamiento interno; nuevamente ayudan a ahorrar dinero para toda aquella empresa que los utilice. Esta es la razón por la cual tienes que escoger un sistema TPV y no una caja registradora.