Cómo saber si una prenda es de oro puro o no

Cómo saber si una prenda es de oro puro o no

Cuando estamos en busca de vernos bien, pero al mismo tiempo no quisiéramos gastar tanto en lograrlo, porque sabemos que las prendas de oro son un poco costosas, probablemente intentemos comprar las de segunda mano e incluso, si no nos atrevemos a hacer eso porque creemos que tiene muchos riesgos, a veces intentamos comprarle sus prendas a algún familiar o amigo y aunque sea de confianza, eso no elimina la inseguridad.

Hay tan buenas imitaciones de oro que seguimos teniendo la duda de si una prenda es enchapada, bañada o posibles oro macizo y puro, y definitivamente es algo que hay que haber comprobado antes de hacer una compra, para asegurarnos de que nuestro dinero sea bien invertido; aunque sabemos que hay profesionales en cada ámbito, siempre queremos ser nosotros quienes hagamos el trabajo para no tener que incurrir en algún texto extra y en algunas ocasiones sencillamente para ahorrarnos tiempo, pero ya hablaremos un poco al respecto de que tienes que hacer en realidad para saber si el oro es lo que parece.

Los profesionales siempre saben más

Aunque probablemente no sea lo que querías escuchar, el primer consejo de todos es el de consultar con profesionales, pues no en vano hay una gran cantidad de joyerias a las que puedes acudir si tienes dudas con una prenda y el sólo hecho de que el vendedor de la misma te quiera acompañar a la joyería de tu preferencia a hacer dicho comprobación es una muestra de que probablemente no te está mintiendo, pero no por ello dejar de hacer la respectiva revisión.

Analiza las prestaciones 

En este caso es totalmente literal el hecho de que no todo lo que brilla es oro y es que una prenda puede tener muy buena apariencia pero si consideras que el precio es muy bajo, entonces sin lugar a dudas tienes que tener un poco de desconfianza y realizar la comprobación lo antes posible e incluso hasta podríamos aconsejarte olvidar ese negocio, porque el oro no es tan barato, así que una pieza demasiado fácil de comprar puede tener dudosa procedencia o sencillamente ser falsa.

De hecho, incluso en una tienda especializada tienes que dudar si una prenda de supuesto oro es muy barata, otra prestación que puede indicarte que en realidad no es de oro es que aunque sea nueva, deben poco o nada de tiempo de garantía, porque las prendas que son bañadas en oro suelen desgastarse rápidamente y causar alergias, por consiguiente nadie da garantía en la compra de las mismas, es otra forma de cubrir si te está mintiendo.

Si todo esto hace que no quieras comprar oro puro, una mejor opción a las joyas de oro chapado es la aleación de oro, que consiste prácticamente en una prenda bañada de oro, pero a diferencia del baño convencional, este baño es de 18 quilates y de hecho son tres baños y no solamente uno, por lo cual las prendas tienen una calidad impresionante y si las cuidas bien pueden permanecer brillantes durante más de cinco años.