Las refrigeradoras más raras del mundo

Las refrigeradoras más raras del mundo

¿Qué sería de nuestro mundo si no tuviéramos refrigeradoras? Seguro nunca te lo has preguntado, porque desde que tienes memoria hay una en tu casa, pero hubo un momento de la vida en el que no existían y las cosas eran muy complicadas para guardar los alimentos sin que se descompusieran; seguro haber vivido en esos tiempos debió ser bastante extraño, pero gracias a Dios no estamos en esos días.

Al contrario, estamos en los días en los que una refrigeradora o nevera se puede llevar hasta de mochila si es posible; imagínate, llevar en mochila tu comida por un bosque durante una excursión y sacar una soda bien fría del mismo, así está de genial la tecnología y es lo que vamos a mostrarte, las refrigeradoras más geniales y raras de la historia.

Refrigeradoras raras

Una de las más extrañas que se nos puede ocurrir mostrarte, es una refrigeradora que no solo hela la comida, sino que también puede calentarla, estamos hablando de una nevera Whirpool, que al mismo tiempo que es nevera, también es una cocina; sí, aunque parezca mentira, es una cocina que tiene refrigeración nada más y nada menos que en el horno, eso sí es sarcasmo total.

Si deseas tener algo guardado y sabes que luego lo vas a calentar, ¿para qué hacer dos viajes, déjalo en el horno de una vez? Eso debió ser lo que pensaron los ingenieros al hacer esto y pues realmente no se ve muy diferente a una cocina, lo que menos parece ser es una heladera. Electrodomésticos hay de todos tipos, de eso te puedes dar cuenta viendo http://www.todoelectro.com por ejemplo, pero estos sí que son rarísimos.

Mini refrigeradoras raras

Esta es una rama aparte que también abunda por ahí y al igual que el anterior que te acabamos de presentar, este tiene las dos funciones más contrarias del mundo, es una mini refri para llevar en tu automóvil, que si lo deseas, también funciona como térmica para mantener caliente tu comida; la marca Wagan suele hacer cosas diferentes en realidad y aunque parezca loco, la verdad es que saca de apuros este pequeñín.

Si este no es el más raro que ha oído, pues te mostramos uno del que te hablamos al inicio, el Playtex Baby un refrigerador de mochila, que en realidad no trabaja tanto con lo que pensamos que es para refrigerar normal, la electricidad, sino que con unas compresas que mantienen las cosas frías y claro, el bolsón que está diseñado exactamente para eso.

El tamaño de esta mochila no es tan grande como quisieras, seguramente es más para llevar bebidas que otra cosa, pero hey, hace años que la gente que vive cerca de desiertos deseaba que algo así existiera, ahora si puedes tomarte una coca cola bien helada en el desierto, ya no será un mito.

Otra muestra de que los humanos creamos siempre cosas nuevas, interesantes y muchas veces, innecesarias, pero que a la verdad es genial tener.